sábado, 3 de noviembre de 2012

Lado Tevdoradze, pintando lo esencial


Si quisieramos saber algo más de Georgia este 3 de noviembre de 2012, nos enterarìamos que por primera vez en su historia post soviètica, el gobierno cambia de lider en unos comicios y no por una revoluciòn;  y sabrìamos tambièn que cualquier muestra de inestabilidad en ese paìs del Cáucaso de  4 millones y medio de habitantes, podrìa causar preocupaciòn en Occidente por ser la via de tránsito de los suministros energéticos del Mar Caspio a Europa, y su decisiva localizaciòn entre Rusia, Irán, Turquìa y Asia Central. Esta ubicaciòn geográfica nos está diciendo que ha sido un lugar de paso y asentamientos temporarios, con frecuentes cambios de bandera y de gobiernos, con estilos diferentes y mayor o menor suerte para su pueblo.
Tras siglos de intentar hacerse con el territorio, los rusos lograron introducirse en Georgia en 1789, y la ocuparon en su totalidad tras vencer definitivamente a los turcos y a los persas en 1878. Con esa ocupaciòn, Rusia eliminò la lengua autóctona del ámbito público e impuso la utilizaciòn del ruso, y cuando en 1861 se liberaron los siervos en Rusia, los campesinos georgianos obtuvieron su libertad en 1864.  Su poblaciòn autòctona, rebelde e inquieta, varias veces se levantò en armas contra los ocupantes de turno y, al estallar la Primera Guerra Mundial, los combates entre Rusia y Turquìa se desarrollaron en su suelo, ocasiòn en que se aliaron a los turcos y contribuyeron, en 1917, a derribar el gobierno zarista.
La historia continuò y en 1921 el ejército rojo irrumpiò en el territorio y proclamó la Republica Socialista de Georgia, al año siguiente se vio se vio confederada junto a los turcos en la llamada Federaciòn Trasncaucàsica, cosa que sucediò hasta su disoluciòn en 1936 cuando pasò a ser una de las  15 repùblicas integrantes de la Uniòn Soviética.Entre guerras civiles, religiosas y nacimiento y desapariciòn de diversos partidos, la historia de este pueblo  ha sido convulsionada.  Asi llegamos al punto del inicio de este brevìsimo racconto, en que por primera vez en muchisimos años, los georgianos han elegido a sus gobernantes a traves de elecciones y en relativo ambiente de paz.



Sin duda que no es frecuente hacer tal introducciòn para focalizar nuestra mirada en un pintor que ha sabido retratar lo más puro y popular de su pueblo, rescatando el alma y el sentir de su gente, nos referimos a Lado Tevdoradze, georgiano nacido en Tiblis, capital de Georgia, en 1957.-Estudio en Toidze, en la Escuela de Artes y en Tiblis en la Academia Estatal de Bellas Artes. Sus magnìficas obras se encuentran en poder de colecciones privadas en Alemania, Francia, Grecia, Rusia, Ucrania, Inglaterra, Polonia, Austria, India, Paises Bajos, Italia, Turquìa, Finlandia, Yugoslavia, España y - obviamente - en Georgia.
El motivo de reseñar algo de la convulsionada historia de este pueblo, es para intentar ponerle marco a cada tela que Lado ha pintado, en las que ha hecho estallar los colores más alegres sobre los personajes y situaciones más comunes y simples, las que se dan en cualquier pueblo de cualquier lugar del mundo en cualquier momento de la historia. Cada cuadro nos da elementos para elaborar una historia diferente, una situaciòn doméstica o colectiva que dibuja los dìas de las personas sencillas.-


Un dìa de picnic, por ejemplo, un alto en las tareas diarias para sentarse a contemplar el valle, saborear sin prisa un vaso de vino, y degustar el primario sabor de una fruta o un trozo de pan...



Otra pareja que vuelve del mercado, un paseo de compras para alimentar a la familia, dos seres comunes que disfrutan sin estridencias de las cosas simples de la vida.


La mùsica no está nunca alejada de la gente, y las habilidades y destrezas con cualquier instrumento, en la voluntad de reuniòn para el gozo, crea de casi nada una orquesta que ve pago suficiente, en un buen vaso de vino y algo para comer...

Otra oportunidad de reuniòn, el cine al aire libre, la espectativa de chicos y grandes ante la pantalla en que se desarrollan las historias de otras personas, de otros pueblos  y otra vida... La atenciòn de los concurrentes es perfectamente trasmitida por el pincel de Lado Tevdoradze, la total entrega e interés sobre lo que observan y por lo que se sienten subyugados. Encima de ellos, la luna...
Un primer beso, el robado y con ilusiòn...

La mùsica de una guitarra y una voz infantil.   
                
El tipico cotilleo de las vecinas frente al mismo portal...

La ilusiòn de una fiesta, los preparativos, la complicidad de las amigas, y la hora que no llega...

La soñadora

Un historia de amor 

Un secreto despues de la pasiòn..

Hilvanando recuerdos, retazos de vida en la memoria...





En las vidas de estos dos personajes, el anciano y la profesora del pueblo, alejados de todo, aùn allí les llega el mundo, con otros usos y costumbres, imponiendo sobre su simplicidad, las complejidades del mercado y el consumo.-







Pero mientras afuera los tiempos cambian, las banderas y los discursos, siempre habrá un lugar recogido y secreto para gozar del amor... 

Para armar una familia
Para lucir o insinuar....



Para mantener por siempre la inocencia y la candidez, la misma que tienen los pueblos como última reserva ante la adversidad de sus historias...

Lado Tevdoradze
 Lado Tevdoradze sin duda que debe conocer y amar a su pueblo profundamente, asi lo demuestra en sus obras, en los colores y detalles que hacen a la vida de las personas que sòlo ansian vivir en paz,  gozar de la mùsica, la compañia, sus quehaceres y del amor. Asi de simple.-































1 comentario:

  1. Sra. de mis respetos, tienes un olfato finamente espléndido para escoger a los artistas plásticos que nos presentas con frecuencia, además la introducción y las descripciones de las intenciones de los cuadros son magistrales.

    ResponderEliminar

Por aquì los espero...