sábado, 15 de diciembre de 2012

Will Cotton, el dulce deseo del consumismo



Inevitablemente debia comenzar por este video al abordar la obra de Will Cotton, pintor norteamericano nacido en Massachusetts en 1965 quien ha desarrollado su estilo basándose en una relaciòn directa entre los sentidos de la vista y del gusto. Ya les diré más adelante, còmo se vincula un pintor con este video de Kate Perry.
Will Cotton vive actualmente en New  York,luego de formarse como pintor en Francia. En este punto  hallamos pie para comenzar a intentar explicar lo que es la caracterìstica sobresaliente del conjunto de su producciòn artìstica:  sus pinturas se mueven en un mundo de dulces, chocolates, pasteles y confites en el que desborda su veta onìrica, instalando en esos escenarios a mujeres desnudas, sensuales y hermosas que coronan sus cabezas con extravagantes coronas de caramelos y nadan en espumas de azúcar. Nadie que haya pasado por Francia, puede regresar sin haberse fascinado por la pasteleria de ese paìs...



Lo interesante de todo esto, y sin incursionar aùn en mayores profundidades, es que el pintor tiene en su estudio un horno profesional en donde  hace sus propios pasteles que luego utiliza  para crear sus paisajes dignos de "Hansen y Gretel",  y para decorar a las chicas que serán sus modelos.-

























Muy conocido en la comunidad artìstica de New York, realiza frecuentemente grandes reuniones en su estudio para degustar sus productos y tambièn, en galerìas en donde además de saborear sus pasteles, los concurrentes acceden a sus obras tan singulares.-  
El nos habla de esta modalidad:  "La diferencia entre la visita a mi pastelería y cualquier otra, es esencialmente sensorial. No es sólo una selecciòn aleatoria de los dulces, es una colecciòn de olores y sabores que han sido importantes para mi al momento de pintar".-
Este hombre que, entre otros lugares, estudio en la Academia de Arte de Manhattan en New York, fue creando su identidad como artista en un proceso no muy diferente al de otros muchos pintores de todas las épocas. El buscaba aquellos sìmbolos que resonaran en su interior, que hicieran contacto con su vocaciòn de comunicador a traves del arte  y, que a diferencia que quienes han desarrollado sìmbolos mitològicos o religiosos,  tardò en ubicar su vehìculo expresivo ideal.
Comenzò esa bùsqueda en  el mundo de la publicidad, rescatando las imágenes de su infancia, las del conejo del aviso de Nestle -Quik por ejemplo -, y muchas otras que lo habian atraido en su niñez.- Recordò su deseo infantil de perderse en bosques y paisajes de caña de menta, volar sobre nubes de algodòn de azucar, deslizarse por montañas de chocolate.
"Yo estaba buscando una metáfora a partir de la cual poder representar un paisaje entero de deseo e indulgencia. No es tanto la comida como los dulces, los que me parecen realmente interesantes. Su ùnica razòn de ser es el placer. Pensé que si podìa hacer un paisaje de dulces podrìa representar la total inmersiòn en el mundo del placer".-
Hacia la dècada de los 90 comienza a desarrollar su iconografìa, la que indudablemente estuvo adcripta al estilo Pop de esos años, y nos dice: "Mi impulso inicial para hacer estos cuadros realmente saliò de la conciencia del paisaje del consumidor comercial que conozco. Todos los días nos bombardean con cientos, miles de mensajes especìficamente diseñados para incitar el deseo dentro de nosotros".-




Estos esfuerzos iniciales no le conformaron enteramente, ya que se veìa como un gran ilustrador de libros infantiles, fantásticos e irreales. Su propòsito era inventar mundos más creibles en el que poder desarrollar una historia completa, y  asì lo hizo. "Es la narraciòn, lo que cuento a traves de ellos lo que los hace reales. Estos paisajes son irreales, sublimes, más allá de la posibilidad de la experiencia humana."Al pintarlos les da categorìa de realidad, un entorno perfecto en que desarrollar una Utopia, la suya.-
Desde el año 2002 comienza a pintar figuras desnudas, con modelos al estilo pin-up, poblando asì sus tierras de caramelo con hermosas mujeres.



Estos personajes femeninos son los ìconos de la indulgencia y de la languidez, sus poses asì lo expresan, cómodas y  relajadas, ese es el escenario en el que encuentran su razòn de ser.
Dice Cotton: "Estas pinturas son todas acerca de un lugar muy  especìfico, es una utopia en la que se cumplen todos los deseos todo el tiempo, es decir, en última instancia, el deseo deja de serlo, ya que no existen cuando falta el impulso insatisfecho".-






Debemos decir que este entusiasmo por la pastelerìa le llevò a abrir una panaderìa  pop-up en New York, en donde vende sus cuadros, pasteles y  tartas.  "Creo que es un pasatiempo gratificante. Al final de un dia pintando, un dìa difìcil y exigente en donde todo es posible, el  sumergirme en el mundo de los pasteles con sus limitantes para hornearlos, es realmente calmante. Lo mejor que puedo hace es seguir la receta exactamente, sin desviarme. Cuando vuelvo a mis pinturas, encuentro más espacio para la creatividad".-

Es esta creatividad a toda prueba, en donde hace arte que es a la vez serio y accesible, popular;  que le  ha permitido abordar otros proyectos como el video del inicio, el de Katy Perry - "California Girls - que ha sido visto por más de 60 millones de personas en  YouTube. "Cuáles son las probabilidades de que muchas personas puedan ver - en esa cantidad - la obra de un artista?", es algo asombroso!
Pero no nos confundamos, la obra de Will Cotton tiene un sentido más hondo  y tan particular que es "degustado" por los fans de Katy Perry, pero tambièn por la ex Directora del Museo Guggenheim ,  Lisa Dennison, quien le encargò un 

cuadro para  una exposiciòn en la Galeria Sotheby en Manhattan basado en la Divina Comedia de Dante. El aporte de Will Cotton, fue esta pintura de una mujer recostada en una nube de algodòn de azùcar y helado medio derretido...


La pintura de Will Cotton es un medio de satisfacer los deseos más comunes, el algodòn de azúcar, la crema, los helados provocan a cualquiera en cualquier lugar del mundo que se les conozca.
La estética sin duda, pertenece a las caracterìsticas del arte Pop, pero descubro elementos que me hacen evocar el arte rococò  mezclado con ciertas caracterìsticas del mundo contemporáneo y los gustos de ciertas  clases sociales de alto poder adquisitivo y del mundo del espectáculo  como el de Katy Perry.-
De todos modos, no es todo dulce frivolidad, comodidad pasatista e ilusoria; detrás de esas montañas de azùcar y caramelo en que jóvenes y hermosas mujeres posan con soltura, subyace la reflexiòn sobre estos tiempos en donde la decadencia se oculta en el esplendor, la abundancia y la comodidad. Pienso que existe en Cotton un espìritu que critica a la naturaleza humana e insinua un  final inevitable para esos castillos de galletas y mazapán en que se han convertido las estructuras de los hombres de estos tiempos.





La superficialidad que se ha instalado en nuestras construcciones tanto materiales como mentales y filosòficas, nos han alejado de las cosas realmente importantes , y nos conduce a la   inevitable implosiòn de esta civilizaciòn en que vivimos cegados con la obsesiòn destructiva de satisfacer todos nuestros deseos a como de lugar. Vivimos cegados y distraidos por las dulzuras del consumismo, cometemos todo tipo de excesos, nos empalagamos con las cosas y olvidamos qué daño tan profundo causan.-
Aquello que se nos muestra como más inalcanzable, es lo que nos moviliza con más ahinco y nos mantiene ocupados, distraidos de esencias y sabores que nada tienen que ver el azùcar ni el mazapán-





















2 comentarios:

  1. wow!, que increible , que arte, cuanta creatividad y sí, creo que me quedé engolozinada, y vata que soy adicta al dulce, pero nunca se me hubiese ocurrido hacer tal comparación directa con el "deseo del consumismo" hace no muchos días precisamente el un tal viernes negreo de esos llamados a ca en USA para enardecer el deseo de consumo a través de sus grandiosas ventas de "grandes ofertas" en la que muchísima gente se volca por todas las tiendas a comprar aunque sea "algo" y se sienten frustadas y vacías cuando no logran su cometido de aprovechar las fabulosas ofertas de los "viernes negros" y es precisamente la magnificiencia de los tv-comerciales, info-comerciales y demás que nos hacen presa del consumo desmedido, así me imagino en el arte de Cotton, lo dicho Brujita , siempre en tus escritos y mensajes que compartes nos sumerges en una crítica de la lectura , diferente a como siempre al menos de mi parte lo aprecio, La superficialidad que se ha instalado en nuestras construcciones tanto materiales como mentales y filosòficas, nos han alejado de las cosas realmente importantes , y nos conduce a la inevitable implosiòn de esta civilizaciòn en que vivimos cegados con la obsesiòn destructiva de satisfacer todos nuestros deseos a como de lugar. Vivimos cegados y distraidos por las dulzuras del consumismo, cometemos todo tipo de excesos, nos empalagamos con las cosas y olvidamos qué daño tan profundo causan.-
    Aquello que se nos muestra como más inalcanzable, es lo que nos moviliza con más ahinco y nos mantiene ocupados, distraidos de esencias y sabores que nada tienen que ver el azùcar ni el mazapán-

    ResponderEliminar
  2. ESe es el gran desafio que tenemos en este momento y en el futuro: deshacernos de lo superficial, de lo que nos distrae de la esencia. CAda uno puede hacer su parte, a su medida; desde despojarnos de lo que guardamos - vaya una a saber para qùe - en el fondo de placard y cajas que nunca abrimos, hasta contar hasta el nùmero que sea necesario para definir si realmente necesitamos eso que nos provoca en una vidriera o en una oferta cualquiera. Cuànto más ligeros quedemos, menos dependeremos y nos ahorramos - quizás - el sufrimiento y la añoranza de su pérdida. Gracias por sus conceptos querida Comadre,me da gusto que esto que en definitiva es un disfrute para mì, sea apreciado por quienes quiero y aprecio! Un gran abrazo!

    ResponderEliminar

Por aquì los espero...