lunes, 7 de enero de 2013

José Escofet, reencuentro con la magia

 Observar la pintura de José Escofet,   ha sido similar a cuando abrimos una ventana y nos envuelve  un aire fresco que mueve las cortinas y sacude nuestro pelo, esa brisa que nos quita el sopor  y nos acaricia.
José Escofet naciò en Barcelona en 1930, poco más he encontrado de su historia pero, lo que me subyuga de él, es que nos permite  conocerlo a traves de sus pinturas.
Comenzò buscando su identidad pictòrica, su lugar en el poblado mundo de los pintores españoles y europeos de su època, siguiendo estilos, colores y  formas que lo representaran.
Podemos asi citar una primera època que va hasta 1991 aproximadamente, en que incursiona con el papel y el lápiz, con trazos que  delinean figuras que se aproximan al arte figurativo de la época.
Cabeza - Lápiz sobre papel -  1970
El Artista y la Modelo -Oleo sobre tela - 1977

Vida en la  cocina -  Pastel sobre papel -   1979
Hacia la dècada de los 90 su mirada tiene otros objetivos y su pincel se vuelca  hacia la Naturaleza y  las bellezas que capta y trasmite con sencillez no exenta de maestria.
Coles decorativas - 



Bodegòn con calabazas y ciruelas -  1988













Hortensias en camino de ladrillos, gouache sobre papel -  1991








Queso, pan y vino -  1994

Grosellas blancas, duraznos y cerezas - 1994





Hasta aquì la mirada del pintor intenta hacer del pincel un obediente ejecutante que refleja la realidad de manera minuciosa, ajustada a los colores y las formas. Frutas y flores son lo que son, se nos muestran casi tangibles, apetitosas y aromáticas. Simples objetos se añaden a la composiciòn como soportes decorativos, destacados como tales.- No hay sorpresas, es la realidad ante nuestros ojos.

En las que siguen, producidas entre  1991 y  1999, se comienzan a percibir pequeños detalles que las hacen diferentes a las de la serie anterior. Observemos con atenciòn.
Manzanas y hongos - 1986

La trama de los pensamientos - Oleo sobre lienzo - 1998

























Colores de Primavera

 Si observamos con detenimiento, veremos que pequeños seres vivos van poblando sus cuadros, y la Naturaleza  ya no es solamente floral, sino que una minùscula fauna la enriquece y acompaña.
De 1999 al 2005 se intensifica esa tendencia y ya intentamos hallar a esos pequeños seres que conviven con las flores. Se acrecienta la intenciòn de internarse en ese microcosmos en torno a las flores, y su visiòn comienza a subliminarse sin perder el trazo preciso, aunque los colores adquieren otros matices que son más producto de la visiòn del alma que los de la retina fiel.-











Pirámide de Dalias





Vida en el estanque -  Oleo sobre lienzo   - 2000

 Y asì llegamos a la serie que comenzarìa en el 2006 hasta la actualidad, y ahora sì encontramos al pintor que definitivamente se deja dominar por su fantasia y se interna en un mundo al que se dirigió en un proceso largo y   sincero. El  hombre y el pintor liberan su mundo interior y los ojos del alma le permiten recrear un mundo poblado de magia, de encanto sutil y embriagador del que no podemos sustraernos.





Marcha de las Damas - 2007
Metamorfosis de un caracol  - 2007
Vuelo de angeles    - 2007
Flora -  2009

La Bella y la Bestia - 2011

Ha sido esta paulatina transformaciòn la que me ha subyugado  y conmovido,  encantado!
Es el propio Jose Escofet quien se encarga de decirnos còmo fue ese proceso: 



"Esta muy pronto me llevó al mundo de la naturaleza y las plantas. Hubo un alejamiento de la escena Still Life. Me hice, y todavía estoy, totalmente fascinado y absorbido por la inagotable variedad de flora y fauna y quería capturar esto en pinturas que veo pequeños paisajes tan íntimos. Me parece el microcosmos de naturaleza totalmente absorbente y hermosa de una manera 'mundano' y mágico y, sin duda, infinitamente inspirador. Esta conexión con la naturaleza ha demostrado ser para mí una fuente de inspiración que ha durado muchos años y produjo muchas exposiciones de trabajo. Me representa las plantas establecidas dentro de pequeños paisajes íntimos - donde el suelo, los insectos y la ganancia de peso fondo iguales en la composición.
Últimamente he estado queriendo mover el trabajo a partir de un enfoque depictional a un enfoque más subjetivo e imaginario que mejor expresa mi implicación personal y emocional con la naturaleza, para tratar de poner de relieve los aspectos más fantásticos y mágicos de lo que veo cada vez más.Las flores siguen siendo el núcleo de mis cuadros, pero diferentes elementos se incorporan como una forma de expresar mi visión de la naturaleza como un reino mágico. Puedo jugar con las proporciones y crear morphings extrañas de plantas y criaturas. Siento que mi compromiso con las plantas es tan profundo que ahora quiero expresar una visión personal de ellos, en el sentido de representar lo que el ojo no puede ver. Hay un ambiente fantástico conscientemente fuerte y surrealista para mi trabajo actual que me siguen desarrollándose. Estoy tratando de expresar mi convicción de que en la naturaleza todos estamos interconectados y de igual importancia - ya sea una planta, un insecto o un ser humano.
Este es un viaje muy íntimo. Siento que he llegado a la expresión artística hace mucho tiempo he estado buscando y me siento muy emocionado de haber dado este paso."



No puedo dejar de recordar algo que dijo Pablo Picasso y que viene tan a propòsito referido a Jose Escofet:

Pintar como los pintores del renacimiento, me llevó unos años, pintar como los niños me llevó toda la vida.”

Escofet nos muestra el camino de regreso a la inocencia, a la libre expresiòn del alma, al abandono de prejuicios y al retorno a la Naturaleza, pródiga y hospitalaria que siempre nos espera para regocijo de nuestros espìritus.-




















No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por aquì los espero...