lunes, 1 de abril de 2013

Roberto Bernardi, la belleza que nos rodea...

Mi mirada no pasa a traves de definiciones de diccionario o manuales de pintura y academia, sino - como se puede observar a lo largo y ancho del blog - a traves de la impresiòn, la sensibilizaciòn estética que despierta en mis sentidos y que provoca un estado de ánimo de disfrute y admiraciòn.
Pero, en este caso apelaré a la definiciòn que se encuentra en la Enciclopedia Salvat de Historia del Arte para acercarme a lo que es el Hiperrealismo:  "El Hiperrealismo surgiò ìntimamente relacionado con el arte pop de principios de la dècada de 1960 al recoger el gusto por los temas referentes a una sociedad de consumo y al incorporar en la obra un cierto tono de ironìa. Su caracter definitorio vino dado por la traducciòn literal  y fotográfica de la realidad".-

Ejemplo de la anterior definiciòn, es ésta pintura:


... y ésta otra, y todas las que siguen, del pintor italiano, Roberto Bernardi


Este joven pintor naciò en Italia, en la ciudad de Todi, en el año 1974 y comenzò a pintar a muy temprana edad y desde entonces se ha dedicado a estudiar y perfeccionar sus tècnicas, con un profundo conocimiento del Renacimiento y del Realismo, cosa que se traduce nìtida y claramente en cada una de sus magnìficas obras.  Sin duda, y de la mera observaciòn de sus cuadros, advertimos un afán de perfeccionismo que destaca su trabajo y el dominio de las técnicas que utiliza.- Capas sucesivas de pintura al òleo y barniz que se superponen, forman escenas cotidianas donde los objetos de consumo de masas, están representados con increible verosimilitud.-



Participa Bernardi de lo que es uno de los razgos identificatorios de la pintura hiperrealista:  el acabado limpio y cuidadoso de su obra, el esfuerzo bien logrado de reproducir de manera exacta y meticulosa, tanto en lo que respecta a la forma, como a la luz  y al color.  Observemos que no se advierte rastro alguno del pincel, lo que significa una de las caracteristicas más notables de este tipo de pinturas, como asì tambièn una cierta abstraccion de los objetos pintados, destacándolos a una escala diferente que los separa de su entorno habitual.-
Observemos




La crìtica suele calificar a estas obras y a sus creadores, de frios e impersonales, pero la respuesta que obtienen de los cultores del hiperrealismo contesta y niega con vehemencia esa afirmaciòn. Sustentan su réplica en que antes de la realizaciòn de cualquier obra, los pintores hiperrealistas conciben la idea que posteriormente llevarán a la creaciòn efectiva del cuadro, de su obra.  Suelen tomar sus propias fotografias previas, y es en ese punto en que la subjetividad del artista, su personalidad, juegan el papel más importante. Al momento de decidir què cosa fotografiarán y en què condiciones de luz  y con què colores, están generando, creando un hecho artístico buscado a partir de su subjetividad; además muchas veces esa fotografia es modificada al eliminar o añadir detalles que desean quitar o sumar al momento de darle vida a la obra final. Todo eso, con un propòsito comunicacional a partir de sus propias vivencias y personalidad.  Importante tambièn es la observaciòn de que al llevar al lienzo lo captado en la foto bajo determinadas condiciones, se exige mucho tiempo para llegar al producto final, horas de trabajo que van impregnándola del espiritu del pintor.-




Sin duda la pericia de Bernardi se  luce en la pintura de naturalezas muertas de cromo, plástico, vidrio y caramelo, objetos brillantes y con diversas texturas que no son fáciles de captar en un òleo sobre lienzo.






El ojo avezado de Bernardi realza artìculos, objetos, productos de consumo y distracciòn a una nueva categorìa de arte, de alguna manera lo mundano toma ribetes fantásticos y adquieren asi, una nueva manera de ser y estar.-



También para los pintores hiperrealistas cabe estampar su sello de identidad en sus obras. Puede suceder que algunos sean más minuciosos que otros, que otros tengan inclinaciòn para un modo de iluminaciòn particular que lo distingue del resto, o la minuciosidad en el detalle: unas gotas de agua, el brillo de las superficies, la textura que desafia al tacto del cuadro, un rayo de luz descompuesto que atraviesa un cristal. 





El artista, o todos los artistas son seres especialmente sensibles a captar la belleza, en donde sea que éste se manifieste o crea él encontrarla para plasmarla en su obra; el pintor hiperrealista la extrae de objetos que nos rodean habitualmente y que, por esa misma razòn, la costumbre y la cotidianeidad le restan posibilidades.  El hiperrealismo, a mi entender, tiene el valor de  una reivindicaciòn, de mostrarnos la belleza en donde sea que éste se encuentre y poner ante nuestros ojos una nueva perspectiva que ignorábamos o no nos atrevìamos a tener hasta que, como ahora, tenemos estas maravillas frente a nosotros.-
Espero que lo hayan disfrutado y aquì van otras muestras de la obra de Roberto Bernardi:














































4 comentarios:

  1. Me gusta mucho esta pintura hiperrealista! Son fotográficas. Había visto retratos de un pintor iraní que circula por correo electrónico. Pero éstas tienen el valor de lo cotidiano, de lo que parece simple, para darles una nueva mirada. La mirada observadora y sensible del artista...

    ResponderEliminar
  2. Gracias Raquel por tus comentarios. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Hola! Eres un genio. Que pena que no vengas a Buenos Aires Argentina a dar cursos!!! Te admiro muchisimo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. HOla Adriana, disculpa que me he demorado tanto en agradecer tu comentario en el Blog, sencillamente no lo habia visto, es la verdad!! Pero me ha encantado que te guste y cumplo en decirte que soy una "aficionada a la Belleza", no doy cursos. Te envio un abrazo agradecido desde Montevideo, Uruguay!!

      Eliminar

Por aquì los espero...