martes, 27 de agosto de 2013

Sarah-Jane Szikora, esa otra mirada...

Les invito a conocer a una pintora que, desde su óptica y buen humor, redefine la figura de las Señoras Obesas, imprimièndoles tal encanto que nos hace reconsiderar el concepto y la descalificaciòn que, en el mundo de hoy, tiene la obesidad femenina.  A pesar de que hay exponentes muy significativos de una naciente nueva postura respecto a las mujeres que no ostentan medidas perfectas, en general la cultura y la sociedad moderna, han descalificado las medidas ampulosas en favor de las acotadas y estrechas figuras de la moda, el cine y la publicidad.-
Venus de Willendor
Si nos remitiéramos a la historia de la obesidad, encontrarìamos exponentes muy claros en la misma edad de piedra desde donde nos  han llegado pequeñas piezas artìsticas, las famosas figurillas de Venus, que representaba una figura femenina obesa.  No podemos aventurar un significado cultural a estas Venus tan peculiares que nos legaron nuestros más remotos antepasados, pero la verdad es que es muy frecuente encontrarlas lo que nos conduce a pensar que la mujer obesa tendrìa un papel muy descollante en rituales mágicos y , muy posiblemente, fuera  - de alguna forma -  reverenciada.-

Y es lo que hace Sarah-Jane Szikora, una inglesa talentosa y creativa que, a partir de su propia problemática de trastornos de la alimentación, desde su adolescencia hasta más de los treinta años,reverencia de alguna manera, a sus Señoras Obesas, de medidas descomunales, cabezas pequeñas y plasmadas en toda clase de situaciones, muchas de ellas vinculadas directamente con la comida.





Sarah-Jane observa a su alrededor con una mirada divertida, destaca su propia condiciòn humana, la comprende y elige destacar su costado más lùdico, humorìstico y libre.
Sus Señoras Obesas hacen contacto, en muchas de las situaciones en que la pintora las ubica, con corrientes culturales de determinadas èpocas en que, la gordura de las damas y caballeros, era signo de lujo, de riqueza y opulencia y, de allí a un paso de ligarlo a una especie de lujuria por la vida, a lo eròtico, como en estos cuadros que siguen.





Pero, no se queda en ese aspecto, ella juega y sin duda se divierte, hay ternura en su mirada y se percibe claramente, como en esta situaciòn en que las Señoras Obesas, adictas a lo dulce, parecen infringir normas y preceptos sociales que las convierten, casi, en sospechosas, en contacto con traficantes de dulzuras prohibidas.


Pero sin duda, cuando conocemos algo más del presente de esta pintora de poco más de 40 años, es ella misma la que nos genera un sentimiento de ternura y respeto.  Actualmente Sarah-Jane, y desde hace unos años, se ha hecho cargo de su Madre quien sufre demencia senil. Esta responsabilidad le deja  muy poco tiempo para la pintura pero, de todos modos, se las ingenia para colaborar con el Bradford Royal Infirmary, una instituciòn al cuidado de personas dementes, en donde ha pintado tres salas con sus dibujos tan particulares. "Tengo el resto de mis dìas para dibujar y  hacer garabatos, en cambio mi Madre y muchas otras personas desconocen el placer de hacer lo que les gusta", dice.
Una vez conocidos estos aspectos de su vida y la postura ante ellos, terminamos de entender y gustar su obra, aparentemente ingenua y cálidamente humana, descubriendo lo que - quizás - sea su misiòn: distraer a la gente de los aspectos negativos de la vida.








Desde estas imágenes angelicales en donde no falta la presencia - picarezca y divertida - de un Diablo provocador y escuálido,  nos movemos a otras escenas más terrenales en donde estas preciosas Señoras Obesas, se mueven con soltura, donaire y libertad...











En el mundo de estas Señoras, hay lugar tambièn para la fantasia, para salir a pasear con cerditos rosa, o hacer una ronda bulliciosa por el puro disfrute de saberse y sentirse  vivas...



Si les ha gustado y desean ver más de la obra de Sarah-Jane, les invito a que visiten la siguiente direcciòn:

                                                     http://sarah-janeszikora.com

y si les parece...  me lo hacen saber...?? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por aquì los espero...