jueves, 3 de octubre de 2013

Alberto Godoy, los colores de la nostalgia

Alberto Godoy es un cubano que no vive en Cuba; hoy es un exiliado más, radicado en Houston, EEUU.
A los 20 años buscò asilo en la embajada de Ecuador y luego de algunos incidentes más o menos dramáticos, pudo viajar y comenzar nuevamente a desarrollar una vida que busca su expresión a traves de la pintura.-
Creo que nadie que deba abandonar su patria pueda olvidarla; es el desarraigo, el exilio, una de las peores experiencias de los seres humanos, cosa ya sabida por griegos y romanos que castigaban con el destierro a los peores delitos de aquel entonces. El destierro era/es un castigo.
Pero este hombre se llevò consigo la memoria de su pueblo, de sus colores, costumbres, aromas y singularidades, y ha logrado traducirlos en cuadros de estética particular que captura el alma de su gente.
Veamos:





Cada cuadro es una estampa que describe las actividades comunes del pueblo, su cotidianeidad, su ritmo vital, alegrìas y tristezas.
Y en ellos, las figuras rollizas y exuberantes juegan su rol simbòlico, traduciendo la concepciòn filosòfica del pintor que asi los concibe, desde su visiòn de un Universo circular, esférico.

Las figuras son macizas, de enormes pies descalzos, en contacto con la tierra, afincados a ella casi que con empecinamiento; la tierra que el pintor debiò abandonar y que, seguramente extraña y añora.




















La influencia de Botero en lo que respecta a los volùmenes corporales, es evidente, más allá de la concepciòn cosmogònica de Godoy, hay puntos de contacto muy evidentes entre ambos pintores.-






Los personajes representan vivencias, actitudes comunes a la gente de la isla y el paisaje se insinùa en los detalles que los rodean.





Hombres y mujeres son retratados con  minuciosidad no exenta de ternura y cálido humor.










 Entrañables son, tambièn, las escenas de familias reunidas en donde, seguramente, la evocaciòn nostálgica de su niñez, debe haber sido el detonante que las creó...








 Alberto Godoy buscò la libertad para vivir y desarrollar sus aptitudes, sus dones, y lo ha logrado en cada una de sus pinturas, cada vez que dibujò los grandes pies de sus personajes en contacto con la tierra que le viò nacer .
Les dejo una de las ùltimas, inspirada en las famosas Damas de Blanco, espejo - tambièn - de lo que dejò atrás...





1 comentario:

  1. Muy interesante esta pintura. Con un guiño a Botero y otro a Diego Rivera, pero buscando expresar a través del volumen su universo tan rico.

    ResponderEliminar

Por aquì los espero...