sábado, 5 de octubre de 2013

Hannie Sarris, capturando a las Hadas...

Debo confesar que, de niña, me gustaban más las historias de Brujas que de Hadas, y tuvo que pasar mucho tiempo para que le encontrara explicaciòn a tal elecciòn; pero hoy... ya en la segunda mitad de mi vida, reecontrándome de alguna manera con aquella niña que fui, he comenzado a revisar mis gustos de antaño y, luego de haber conocido  a las Hadas de Hannie Sarris, las he sumado a mi galerìa de seres fantásticos preferidos.
Las Hadas pertenecen a ese mundo que no vemos, el que nos rodea - invisible - y que nos toca y se cruza en nuestras vivencias cuando decimos: "Esto es mágico"...!!  Son muchas las leyendas que intentan explicar la esencia y origen de las Hadas; para algunos son ángeles caidos, para otros son las almas de aquellos difuntos que no han sido tan buenos como para entrar el Reino de los Cielos, pero tampoco tan malos como para descender al Reino de las Sombras, por lo que son destinados a vivir por siempre en una zona intermedia entre ambos extremos.
Aparecen en muchas culturas, por ejemplo para los irlandeses se encuentran en el horizonte algunas veces y otras, bajo sus pies; alguna vez en tierras montañosas y en otras en una isla mágica en medio del mar.
En otras culturas habitan en la Naturaleza, en una planta, la tierra o un lago; se las ve brillar bajo el sol, se las huele en el perfume de las flores, y aire, tierra, fuego y agua son sus  habitat preferidos.

Pero Hannie Sarris quiso darles forma, vestirlas de manera exquisita, prestarles gestos y miradas y hacer unas esculturas muy singulares que pueden encantar - en todo el sentido de la palabra - a quienes gustan de ellas y a quienes no, tambièn!

Veamos: 


 
  



Hannie Sarries era holandesa (falleciò en el año 2010) , y viviò casi toda su vida en la poblaciòn de Houten, en el centro de los Paises Bajos. 
Ella contaba que"Desde que era niña me gustaba el arte, sobre todo la escultura, el dibujo y crear objetos de papel. Yo era práctica, pero tambièn una niña soñadora a la que le encantaban las hadas y los cuentos sobre ellas. Acompañaba a mi Padre, que era un visitante muy regular de la biblioteca de la ciudad, leía todo el tiempo los cuentos de hadas. Cuando era adolescente tomé clases en diferentes escuelas de arte y estaba decidida a convertirme una gran retratista".



Hannie tenìa una manualidad y buen gusto exquisitos, sus pequeñas Hadas estan vestidas con materiales finos - tules, gasas, encajes, sedas -  y sus razgos son extremadamente delicados como corresponde a los seres de los mundo sutiles.








"Pasò mucho tiempo antes de que hiciera una muñeca, nunca pensé que pudiera, siempre me concentré en el dibujo y la pintura.Lo descubrì por casualidad, a traves de un buen amigo. Sorprendida y emocionada, intenté esculpir una muñeca y en ese momento descubrì un nuevo mundo".




Dejo que sean las palabras de Hannie las que nos cuente sobre su obra:  "Soy totalmente autodidacta, de lo que estoy muy orgullosa. Cuando comencé con las esculturas de mis muñecas, se me abriò un mundo de nuevas posibilidades, pero sobre todo, nuevos problemas a resolver. En aquel primer momento no conocìa nada de esta técnica, nunca habia asistido a una exposiciòn sobre ellas, y tampoco tenìa acceso a Internet, lo único con lo que contaba era con los  libros de arte y de anatomía.  Cuando miro hacia atrás, creo que tuve suerte de no tener ejemplos a seguir porque eso me evitò copiar, por lo que me vi obligada a sacar de mi propia experiencia y mi imaginaciòn, sin influencia de otros escultores, pero sì inspirada en el arte clásico de las Hadas".-






"Me ha tomado muchos años de esfuerzo  y lucha para aprender a esculpir aceptablemente, luego he continuado para perfeccionar mis habilidades (algo que nunca termino de hacer) y, tal vez lo más importante de todo:  lograr desarrollar mi propio estilo, mi "firma".


 













"Para terminar mis esculturas, trabajo con los mejores materiales, como el encaje, la seda, la organza, perlas, cristales y pintura dimensional. Me gustan los materiales nobles y tintes de diferentes tonalidades; pero siempre he trabajado monocromáticamente,  y desde que comencé en el año 1990, eso se ha convertido en una de mis caracterìsticas".






El trabajo de Hannie es detallista al máximo, desde el cabello logrado con diferentes materiales, hasta los ojos y la expresiòn que logra en los rostros, todo es cuidado minuciosamente con el fin de trasmitir lo etéreo, lo sutil y  evanescente de estas criaturas tan admiradas por ella.-







Para cerrar, las palabras de Hannie Sarri y más muestras de sus exquisitas Hadas:  " El arte figurativo es mi manera de transformar mi fantasia en una realidad visible. Significa libertad de materiales, colores y formas".-




















                                          Hannie Sarri, falleciò en el año 2010, victima del cáncer.-










2 comentarios:

  1. Me encantan los personajes fantàsticos como las hadas, los elfos, las sirenas y tantos otros... Las hadas me acompañaron en la niñez compartì los cuentos de ellas con mis niños..
    Estas esculturas me llevan a lejanos tiempos, tanto que tendrìa una de ellas en mi casa, para mirarla todos los dìas.
    Hay pueblos que creen en los duendes y en las hadas y los incorporan a su vida diaria. Nosotros no. Pero cuando miramos una obra como èsta, ese reino màgico y misterioso vuelve a nosotros y nos trasmite el encanto y el sueño otra vez...

    ResponderEliminar
  2. Maravillosas !! hadas madres, embarazadas, mariposas son tan bellas.. producen un encantamiento prolongado. Desde la patagonia norte- ARGENTINA-

    ResponderEliminar

Por aquì los espero...