jueves, 21 de noviembre de 2013

Haley Hasler, autorretratos...

Han pensado alguna vez  pintar vuestro autorretrato?  Què cosas resaltarìan, cuales disimularian, còmo se verìan??? 

 Esa mirada desde adentro hacia afuera que significa el autorretrato, está  cargada de la subjetividad del pintor y de còmo en realidad se ve y se proyecta hacia el exterior.-
El autorretrato es considerado como uno de los ejercicios de análisis más profundos que puede hacer un artista, ya que implica escrutrarse el rostro y conocerse hasta tal punto, que la expresiòn que tenga en ese momento se traduzca en el dibujo o la pintura que aborda.-
Lo que hace esta pintora norteamericana,  Haley Hasler,  desde sus autorretratos, es el intento de mantener el equilibrio dentro del caos que puede ser, por momentos, la vida doméstica de muchas mujeres alrededor del mundo.

Veamos:


Para muchos puede parecer exagerada la visiòn que Haley tiene de si misma en el rol de ama de casa, esposa y madre, pero estoy segura que muchas mujeres se identificarán con estas escenas. Quien no ha recibido invitados a cenar, para lo cual debe lucir espléndida?,   pero luego de pasar todo el dia preparando el plato especial, cuidar a los niños, preparar su vestido más elegante, ordenar la casa para que brille, y que todo eso no se refleje en su rostro a la noche??? Esa proeza que no siempre tiene reconocimiento, es la que impulsa a Haley a pintar sus autorretratos, explorando el concepto de un estilo que ha tenido, a lo largo de la historia del arte, los más eximios representantes.



Ella nos dice: "Empecè a utilizar mi imagen desde la època de estudiante, por razones econòmicas.  Desde entonces el autorretrato ha evolucionado hasta convertirse en la esencia de mi trabajo. Lo que realmente me interesa es la nociòn conceptual del autorretrato, la del interior mirando al exterior, ya que esa es su esencia".


Haley se presenta siempre como la figura central del cuadro, pero a veces aparece "doble", es decir crea otra Haley para que la apoye, expresiòn de la conocida sensación de desbordamiento que pueden significar la simultaneidad de los roles y sus funciones.  Ella es esposa y madre a la vez, y asume sus roles en un juego de malabarismo de responsabilidades que traduce en imágenes que no dejan de tener un costado muy  humorìstico.
"El  humor es absolutamente importante. Me gusta pensar en las tradiciones narrativas de la comedia y la tragedia. Las comedias de Shakespeare siempre nos dejan con inquietud. Toda la debacle que crea, puede parecer muy bien narrada, pero siempre algo no resulta bien al final".-



Pero  es más que eso,  ya que la variedad de roles , influye sobre la vida interior de la mujer que pinta Haley en sus cuadros, ella misma.  Ese juego entre còmo se muestra en las escenas pintadas, y la mirada interior que las proyecta es fascinante y a nivel psicològico, todo un desafio.  
La pintora tiene plena conciencia de lo que significa pintarse como lo hace, teniendo en cuenta lo que ha sido la mujer como inspiradora del arte pictòrico durante siglos. La imagen idealizada de ser femenino, se estrella contra esta mujer que se presta a ser una especie de prototipo de muchas mujeres en la sociedad contemporánea, a pesar de todos los cambios de roles y funciones que han sobrevenido en los últimos años.
No es la suya una mirada simplista, además, sino muy compleja, ya que interactùan conceptos como realidad y artificio,   interior y  exterior, y lo hace con mucha sinceridad y franqueza.-




Juega incluso con la mirada de sus propios hijos antes esa madre que los protege, nutre, abriga, que alimenta sus fantasias infantiles, que rebasa permanentemente los lìmites de todos sus roles, segùn cual sea el requerido en ese momento.
El cuadro siguiente refiere directamente a esa capacidad de Haley  - y de tantìsimas más - de crear atmòsferas que modifiquen una situaciòn de incomodidad o de desilusiòn. El cuadro se llama "Vacaciones soñadas", y  en él vemos al grupo familiar observando sus esfuerzos - y de su esposo, en este caso - para inventar un escenario playero en el centro de la casa.  Los niños no parecen muy convencidos y miran con cierta resistencia los malabares de sus padres, que intentan compensar un sueño de vacaciones frustrado.


Les dejo con mas autorretratos de Haley,  una pintora de múltiples roles simultáneos, como tantas mujeres anònimas, que ha encontrado el modo de mostrar y mostrarse externamente, desde su ser más profundo, desde la mujer que la sustenta e intenta dìa a dia, continuar descubriendo su propia vida interior.









 Este  cuadro en especial me enternece,  Haley proyectada como un Hada que sueña su hijo,  gestualmente ajustada a lo viejos cuentos para niños y,  mientras eso sucede en la intimidad de los sueños,   la casa que la espera...



Y este, para finalizar, en que ya no crea otra Haley, sino un doble de su esposo para que le envie flores,   la femeneidad que no se resigna ni abandona y que envia mensajes a traves de sus autorretratos.-

Haley Hasler


















No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por aquì los espero...