domingo, 3 de noviembre de 2013

Jo Pryor, mujeres atemporales...

Conoceremos a Jo Pryor y a su obra a traves de sus propias palabras, será ella la que nos guie por este mundo de mujeres de figuras ampulosas, redondeadas y pletòricas de color.
Ella naciò y vive hasta hoy, en Devon, Inglaterra y nos relata su iniciaciòn en el dibujo y posterior camino hacia los pinceles.

Nos dice:
"Cuando yo tenìa diez u once años, rechacé mi caja de pinturas con sus pequeños cuadrados de color brillante, en favor de algunos lápices de grafito que habia encontrado en el fondo de una caja de botones. Empecé a dibujar mujeres con curvas suaves, sin rostros, pero grandes manos expresivas y enormes vestidos ondulantes de diversos y pequeños diseños.  Decoraba sus zapatos y sombreros y las sentaba bajo los árboles, bajo un dosel de hojas estampadas o en alfombras patchwork.
Las mujeres que dibujé, bailaban, se reunían y dormían pacìficamente en cojines bordados. Mis dibujos cuentan historias, pero los secretos permanecen guardados..."



"Incluso, cuando niña, me encantaba recoger pequeñas muestras de tejido y me entusiasmaban los hermosos regalos que mi padre me traìa de sus viajes de negocios al extranjero. Muñecos disfrazados, pequeñas cajas de seda, sombreros bordados, bolsos y joyas que me inspiraron a experimentar con otros dibujos, texturas y formas. En mi mundo de niña sombreros y kimonos que fluian, se combinaron con volantes, lazos y botas y, al mezclarlos todos con lo que me gustaba, nacieron mujeres de caracteristicas ligeramente mìticas, y mis pinturas, hasta hoy, continùan siendo una sutil mezcla de estilo en trajes que no pertenecen a nadie, a ningun lugar o tiempo".



"A traves de los años, un millón de millones de imágenes como éstas fueron elaboradas en pedazos que fui almacenando, sin ser vistas, en cajas debajo de mi cama. En algùn momento desde entonces y hasta ahora, he descubierto mi amor por el color y cambié mis lápices por los pinceles, y comencé a pintar. Aún estoy emocionada e inspirada por las cosas bellas que recogí y almacené en mi mente desde niña, pero tambièn me inspiro en las mujeres que conozco, mis amigos, mis hijos, pequeños trozos de todos ellos se tejen en mis pinturas".






Justamente el hecho de su atemporalidad, es lo que las hace tan cercanas, son todas las mujeres y no es ninguna en especial, son las mujeres bellamente ataviadas de Jo Pryor, viviendo en un mundo particular, que podemos ubicar y visitar cuando queramos.












1 comentario:

Por aquì los espero...