lunes, 21 de julio de 2014

J.B. Duran, acercando un sueño

Visitar Lisboa se encuentra entre unos de mis proyectos de viaje, un sueño a realizar y que - espero - sea pronto.-  Pero como adelanto a esos futuros disfrutes, el haber encontrado la obra del pintor portugues J.B. Durao me ha permitido un adelanto que agradezco y que, obviamente, estimula la concresiòn de ese proyecto.-
Este pintor naciò en Lisboa en 1956 y actualmente se desempeña como Marino Mercante, por lo que su dedicaciòn a la pintura no es exclusiva, dedicándole sólo los ratos libres que su profesiòn del mar, le permite.-
En sus coloridos cuadros reina lo naif, y desde esa perspectiva nos muestra a su ciudad natal.

Veamos:




En la casi totalidad de los cuadros que encontré, el mar está presente. Hijo de un pueblo marinero por excelencia, él mismo lo es, y eso es evidente en esos retazos azules que adornan sus recreaciones de una ciudad asomada al mar, como Lisboa.-  
Las calle empedradas de los barrios antiguos surcadas por los rieles de viejos tranvias, es una de las caracteristicas más sobresalientes de esta bellísima y nostálgica ciudad.-
Construida sobre siete colinas sobre el rio Tajo, la altura permite disfrutarla desde varias perspectivas.




En el cuadro siguiente observamos al Castillo de San Jorge, uno de los monumentos más importantes y más queridos de Lisboa y  testimonio arqueológico de enorme trascendencia.-
El castillo se encuentra en el famoso barrio de Alfama, viejo testimonio de la presencia judia en la ciudad, con sus callejuelas empedradas y empinadas.


En el siguiente, la Iglesia de San Jorge...


y a continuaciòn el barrio Largo da Estrela.-



El puerto, lugar neurálgico de la ciudad desde el principio casi de su historia, es tamizado por la óptica del pintor y traducido en una imagen polìcroma y cercana a cualquiera que tenga una idea de cómo se ve un lugar similar, en cualquier lugar del mundo. Los elementos que lo identifican se nos brindan con sencillez y claridad de comprensiòn.


Las siete colinas que se abandonan sobre las riberas del Tajo, son descubiertas en estas calles empinadas, transitadas por tranvias de cansino andar.


Uno de los barrios emblemáticos, el Largo de la Boa Hora, es trasmitido con estos trazos:


Como asi tambien el barrio de Miradouro...


... o la calle de Sao Paulo


El pintor naif tiene la particularidad de hacer más cercano al observador el objeto representado, quizás porque sus formas redondeadas, el movimiento que le imprime y la idealizaciòn del trazo del mismo, lo apartan de la realidad - aunque siempre es perceptible e identificable - y lo ubican en un plano al que todos podemos acceder en cuanto a comprensiòn y conocimiento. Esa cercanìa, esa accesibilidad es lo que trasmite J.B. Durán en la representaciòn que hace de su Lisboa, pasándola - sin dudas - por la trama de sus vivencias, emociones y sentimientos.
Y así,  cada lugar de Lisboa, cargado de historia y de su espìritu nostálgico y soñador, encuentra en el generoso pincel de pintor lisboense, el camino para que nos sea más cercana y entrañable, aùn antes de conocerla en la otra realidad.-



Vamos a Lisboa...??













martes, 8 de julio de 2014

Georgy Kurazov, la libertad de expresiòn...

 Georgy Kurasov, naciò en 1958 en lo que entonces era Leningrado, en lo que - también entonces - se llamaba Uniòn de Repúblicas Socialistas Sovièticas; pero resulta que un dìa su ciudad volvió a llamarse San Petersburgo y su pais, Rusia; salvo que para él, todo siguiò igual en cuánto a su pasiòn para el arte, descubierta desde que era muy pequeño y con escasos recursos familiares como para desarrollar su natural inclinaciòn por la manifestaciòn escultórica en aquellos años de su niñez.
San Petersburgo es una ciudad a la que podemos definir como "imposible", en el sentido del contrasentido de su ubicaciòn geográfica, en las zonas pantanosas del rio Neva, un lugar difìcil y al borde del imperio de los Zares. Esa ciudad que  naciò para honrar a uno de ellos - Pedro el Grande - fue en sus orìgenes la majestuosa ciudad imperial, poblada de famosos museos y palacios aristocráticos, hermosos parques, majestuosos templos, magnìficos monumentos. Tanto hay de arte en ella, que se la llama "el  museo al aire libre", y todo esto crea la atmòsfera inconfundible de la ciudad que ha sido la  cuna de Gregory Kurasov.
Dostoievsky dijo de esta ciudad que era "una ciudad inventada, la más premeditada y fantástica del mundo", y  con la potencialidad  de estimular la imaginaciòn y la creaciòn humana; no en balde tambien se la llama "la ciudad de las musas", de poetas y músicos, pintores y artistas. La ciudad de Chaikovski, de Shotakovich y  de Nijinsky; de escritores y poetas como Pushkin y Dostoievski, de Gogol y Navokov...

Por eso, cuando encontré la obra de Georgy Kurasov  y decidì incluirla en el Blog, me di cuenta que debia comenzar esta entrada con una definiciòn de Diccionario para la palabra "Estilo"; y  en el Diccionario de la Real Academia Española, se brindan varias acepciones para este vocablo, a saber:
- Manera caracterìstica de escribir o hablar
- Modo, manera o forma de hacer algo
- Conjunto de razgos que caracterizan a un artista, a un género, a una obra, una época o un periodo artìstico
- Personalidad o elegancia
Quizás Uds se pregunten por què?
Creo que comenzaremos a comprender cuando conozcamos estas primeras pinturas:






Podemos acaso decir que Kurasov es un artista interesado por lo Clásico,  pero a la vez con evidente inclinaciòn hacia el Cubismo? , que su temática es variada, pero con énfasis en la figura humana, en los cuerpos que escapan de ese aspecto cubista para emerger en toda su esbeltez y excelencia de formas, en sus curvas y redondeces??  Todo eso y más podemos aventurar  en el intento de definir su "estilo",  y no llegaremos a una ùnica e integral descripciòn de su modo de decirnos, de sus maneras y razgos tan peculiares, tan personales y tan ricos, participativos de tendencias y estilos definidos pero, a su modo.-
San Petersburgo le brindò todo lo que tenia a Kurasov,  en sus calles y avenidas, en sus museos y galerìas; y desde los 13 años, la Academia de Arte de la ciudad intentò canalizar el afán creativo del muchacho hacia la escultura, por considerarlo "negado" para la pintura. Durante 6 años el joven artista estudiò en el viejo edificio de la Academia, del siglo XVIII, de la época de Catalina la Grande.  Recorriò durante esos años,   pasillos sombrìos bajo techos altísimos y abovedados, y  estuvo en  estudios vastos y frìos habitados por los fantasmas de los Maestros de siglos pasados.  Por ese edificio Georgy contrastò la influencia de aquellos Maestros con la apologìa insignificante del Realismo Socialista y la estética marxista leninista. Entre esas paredes el espíritu artìstico del joven se forjò en la autocrìtica y en el convencimiento de que lo que queria realmente,  era expresarse a su modo!  Y ahi tenemos, en los cuadros anteriores,  el esfuerzo por circunscribirse académicamente a la escuela de los clásicos griegos, en  los mitos y leyendas que viejas ilustraciones le aportaban a su avidez de aprender, pero su espìritu ha sido libre desde el principio y a golpes de individualidad fue forjando su propio estilo pictòrico.





En algunos de sus cuadros  las lìneas y figuras geométricas cruzan su superficie, demarcando zonas y colores, pero nunca es definitivo ya que la carnalidad se impone, y la figura humana se destaca  sobre cualquier definiciòn de estilo, con enorme vigor y originalidad.





Por más forzada que puedan parecer las posturas, los gestos en funciòn de las líneas y los colores, el observador no pierde de vista en ningún momento còmo el artista privilegia sobre todo, lo natural, lo vivo y sensual.-






Aquella influencia de los viejos Maestros de la pintura se traducen en el cuidado por el detalle, por el color y su funciòn expresiva. Todos los elementos que "adornan" el cuadro tienen un propósito en sì mismos más allá del conjunto.  Es Kurasov un maestro en lo suyo, estudia de manera exhaustiva el detalle, pero sin olvidar su instinto refinado, el  que ha ido acompasando con el paso de los años y  que la estètica de los tiempos le ha ido reclamando.-






Podemos, en ocasiones,  hablar de cierta dureza en sus lìneas, en el contraste de colores brillantes y en la luz uniforme que focaliza sobre ellos,  no obstante eso le presta la modernidad de lo que hoy es moda,  de lo artificioso que domina la sociedad y se refleja en todas sus expresiones. Este tambièn es un mundo artificial, pero Kurasov deja su impronta de elegancia y estilo en cada una de ellas.-



En estas mujeres de ojos almendrados que miran siempre a lo lejos, sin contactar con el espectador, se encuentra la figura de Zina, su esposa, musa y modelo de casi todas ellas, como si de Picasso o Matisse se tratara.


Este es uno de mis predilectos; la figura femenina, sensual y sexy a la vez, muestra sus piernas mientras el vestido de un radiante azul, parece flotar impulsado por el viento, y la modelo no sabe si mantener al sombrero sobre su cabeza, o descuidar la exhibiciòn libre y perfecta de sus piernas.  El fondo es fragmentado, lineas y planos que dibujan el perfil de cualquier ciudad, contrastando con lo rotundo y carnal de la chica en bicicleta.



 La gitana multicolor y la pareja que baila un tango a la concepciòn europea, deslizan sus destrezas de baile sobre fondos entrelazados de colores contrastantes, de lìneas que se cruzan y en su centro, las figuras parecen moverse a impulsos de esos recursos del pintor. Flexibilidad, elasticidad y ritmo a partir de los colores y las líneas sabiamente utilizadas, el dominio del autor de su técnica es clara y eficiente.





La historia del Arte esta reflejada en la obra de Kurazov, le rinde tributo a sus más preciados estilos y temáticas, pero nunca deja de ser él mismo.  Podemos decir que participa del Constructivismo, pero no lo es definitivamente; tampoco podrìamos afirmar su lìnea Cubista como definida y permanente, porque las emplea, las utiliza y las abandona, todo casi en el plano de un mismo cuadro...,y eso  es evidente  cuando privilegia sobre  el Arte y sus componentes,  la belleza de la figura humana, de un cuerpo sensual o una postura sexy u  otra natural, no importa.-

Si fuera nuestra intenciòn -y tuvièramos la capacidad para ello - podriamos intentar explicarle al observador al detalle todas las corrientes y estilos que se esbozan en su obra, pero al espectador no le interesa cuando descubre, aprecia, disfruta y valora lo espléndido y generoso que es Kurazov con su modo de decir, con su propio estilo, con su propia esencia.  Y eso es más que suficiente para el disfrute y para este Blog.-

Gracias por acompañarme hasta aquì!!

domingo, 6 de julio de 2014

Paul Day, un escultor contemporáneo...

Una vez conocida la obra de Paul Day, me doy cuenta que no es fácil - para serle fiel - describirla y, mucho menos, definirla.  Entre la escultura y el diorama, entendiendo por ésta última una especie de maqueta que le permite representar figuras humanas o de cualquier especie, imaginarias, etc, presentadas en un entorno y que representan una escena; éstas  tienen no menos de un metro de profundidad, entre un metro y dos de altura (salvo una en especial sobre la que ya hablaremos!) y lo mismo de largo. Este inglés talentoso nacido en 1967, se inscribe en el escenario del arte contemporáneo con mucha fuerza y personalidad, y sus obras son reconocidas y admiradas no sòlo en Inglaterra, sino en el resto de Europa y los Estados Unidos.-

Veamos:




En estas primeras tres, realizadas en bronce, uno de sus materiales de trabajo;  ya podemos ir apreciando cual es la intenciòn del artista, nò solo crear un personaje determinado, sino la consiguiente escenificaciòn que lo contenga y enriquezca. Personajes comunes algunos, urbanos y modernos, en ocasiones les presta determinados detalles que lo apartan de lo cotidiano y deja librado a nuestra imaginaciòn, su ubicaciòn temporal.-


Absolutamente exquisita es la realizaciòn a traves del tratamiento del material empleado, emergiendo desde su técnica la belleza del personaje y todos los detalles que, sin duda, exigen una pericia y conocimiento profundo de su tarea artìstica.





Más de 20 años desarrollando su inspiraciòn y traduciendola a traves de estas maravillas que observamos, hacen de él un experto en la representaciòn de las figuras en el espacio.-








Especialista en el manejo del relieve, sus obras se convierten en testimonios de enorme realismo de una contemporaneidad a la que Paul Day se plega a fuerza de observaciòn y talento.-
Tengamos en cuenta que sus materiales - segùn sean las obras y sus dimensiones - son el bronce y sobre todo, la terracota... un viejo material (recordar a los guerreros de Xian) cuya ductilidad le permite prácticamente extraer las figuras desde esa masa que se le brinda dòcil a su maestrìa.-
En la serie que comparto a continuaciòn - y que me encantan - el tema que los reune es el del beso de los amantes, y en ellos, con ese aparentemente tan simple pretexto,  sus figuras adquieren una trascendencia mayor al pasar por la emotividad del observador.- 
Vean:








Gustò??  Entonces no se aparten de esta pàgina y de Paul Day y su obra,  porque lo que sigue les va a fascinar.-

En el año 2007 el escultor decide crear una obra para ubicarla en un contexto urbano, que tradujera de algùn modo, el espìritu del lugar.- Nace asi esta magnìfica obra de 9 metros de altura.
Vean:





Ubicada en el Estaciòn de San Pancracio en Londres, el autor observò durante mucho tiempo las escenas más comunes que allí desarrollaban las personas que transitaban el lugar, y la idea del abrazo y beso de despedida de una pareja, fue la temática elegida. La estaciòn de San Pancracio es enorme, por lo tanto surgiò la necesidad de determinar bien su ubicación y las dimensiones de la escultura para que fuera observada desde todos los ángulos.
A partir de un molde de yeso, trabajò  el exterior con bloques de poliestireno; luego volviò a cubrir la escultura con yeso y una mezcla de resina para alisar la superficie; finalmente la fundiò en bronce.
El escultor definiò su obra, diciendo:  "La propia pareja será el ícono de la escultura, pero alrededor de la base, en el friso, reuniré todo tipo de escenas diferentes, y una de las cosas que me hicieron pensar fue la pelìcula "Love Actually" y la escena del aeropuerto. La base tiene que ser un rico tapiz de la gente que se reunen de nuevo, despues de estar separados. Toda separaciòn implica un momento de suspenso, cuando uno se pregunta:  ¿será para siempre?"
Veamos el friso de esta obra llamada "El lugar de encuentro"






Las escenas ubicadas en el friso, en alto relieve, reflejan historias diversas de los trenes y los pasajeros; desde gente haciendo cola en los andenes. en los vagones, y soldados que partìan hacia la guerra y que regresan de ella.-

Pero si me acompañan un tramo más en este paseo por la obra de Paul Day, observarán lo que realmente le hace diferente y un creativo de enorme inventiva y magistral calidad de realizaciòn de sus ideas.-
Observen:







Realmente la ejecuciòn en terracota es de una perfecciòn asombrosa, y el tratamiento del tema urbano, con sus planos diferentes  y ubicaciòn de personajes en ellos,  hacen que el manejo de la perspectiva de Paul Day sea un atributo indiscutido de la genialidad de este autor.-  El espacio arquitectònico es realzado con esas figuras, múltiples y variadas - no se repiten - que le dan vida como si de una gran escenografìa se tratara,  ese "diorama" o maqueta de la que hablamos al principio, se transforma en una entidad casi con vida propia.-

Cómo último ejemplo de la vastìsima y rica obra de Paul Day, conozcamos una de sus creaciones mayores, se trata de "La Batalla de Bretaña", un friso monumental de bronce, expuesto en dos paneles que ocupan un total de sesenta metros de largo, y cuyo tema es la defensa de la Gran Bretaña contra la invasiòn nazi.- En realidad evoca un momento culminante de la historia de Inglaterra durante la Segunda Guerra Mundial, cuando en junio de 1940, Winston Churchill relata a sus pares en el Parlamento lo sucedido dìas antes, cuando lograron en un acto calificado de "milagroso", rescatar a más de 400.000 soldados ingleses que habian estado a punto de ser abatidos por las fuerzas nazis a orillas del rìo Dunkirk. Estos hombres fueron trasladados en cuanta embarcaciòn se encontró en las cosas inglesas, en un momento en que la diferencia hubiera sido la concresiòn de la invasiòn nazi en territorio ingles o, como efectiva y milagrosamente sucediò,  la posibilidad de reagrupar las mejores fuerzas inglesas para defensa de su pais y posterior avance contra las tropas de Hitler.-

Ejecutada en bronce, las figuras son dotadas del dramatismo del episodio que evoca,  y la técnica del alto relieve, prácticamente las hace emerger del material, imprimièndole la fuerza que la historia exigìa.-








La juventud de Paul Day nos promete nuevas sorpresas creativas, hoy lo hemos conocido y, en lo personal, debo decir que estaré atenta para conocer más de este artista magistral.-

Gracias por acompañarme hasta este punto!!